Síntomas lesiones y rehabilitación por accidente de tráfico

accidentes coche

Muchas veces, en un accidente de tráfico es difícil poder determinar el nivel de la lesión o siquiera si esta existe, porque en muchas ocasiones es difícil de relacionarla. Para comprender mejor este tema y la posterior rehabilitación, más vale conocer los tipos de síntomas y todo lo que desencadena un accidente de esta índole.

Síntomas por lesiones en un accidente de tráfico

Éstos son algunos ejemplos de los síntomas post-accidente que debes tener en cuenta:

  • Una lesión en el cuello o latigazo cervical causado por un movimiento abogados traficobrusco de la cabeza es común en muchas víctimas en accidentes de vehículos de motor. Los síntomas por lesiones pueden ocurrir dentro de unas pocas horas a unos pocos días o más, después del accidente como los músculos del cuello y la espalda se tensan o desgarran, a menudo resulta en daño en los ligamentos.
  • Un impacto en la cabeza de alguien en un accidente automovilístico o al practicar deportes podría significar una lesión en la cabeza más grave. Los síntomas por lesiones incluyen somnolencia, pérdida del conocimiento, o una rigidez en el cuello o en la cabeza que pueden ocurrir inmediatamente o en cuestión de horas o días después de la lesión y podría ser una señal de advertencia de una fractura u otro tipo de lesión cerebral.

Lo que inevitablemente obliga a buscar a un profesional. Negarse a esta atención médica después de un accidente podría debilitar un reclamo en caso entablar una denuncia por lesiones personales.

  • Un traumatismo en el cuello o en la cabeza causado por una caída seria, o como resultado de un accidente de coche podría resultar también en una lesión de la médula espinal.

Síntomas por lesiones y tratamiento de estas

sintomas lesiones

El tratamiento de la cefalea post-traumática, así como otras características de síntomas por lesiones después de un accidente son independientes. Es decir, cada síntoma es tratado de forma individual, ya que, por desgracia, no existe ningún medicamento que altere la perturbación subyacente en el cerebro.

Muy a menudo el tratamiento de la cefalea crónica tensional consiste en medicamentos como los antidepresivos tricíclicos (por ejemplo, amitriptilina). Estos agentes no solo disminuyen la depresión, sino también disminuyen el dolor.

Si los dolores de cabeza empeoran, y tienen características de la migraña, se tratan con medicamentos típicos de migraña (por ejemplo, sumatriptán para un ataque agudo). Los métodos no farmacológicos del tratamiento también son recomendables.

La rehabilitación puede incluir cambios en los hábitos saludables ser alentados a la eliminación de la nicotina y del alcohol, las recomendaciones pueden también sugerir ir a dormir más temprano, comer a la hora adecuada  y hacer ejercicio al menos cada dos días.

Las técnicas de relajación pueden ser útiles. Estas pueden ser aprendidas mediante técnicas de biofeedback, así como por métodos tales como la meditación que resultan en una excelente alternativa para la rehabilitación del paciente.

La última técnica de rehabilitación pero no por eso, menos importante es la atención a los factores psicológicos. La familia, los amigos y el empleador o el maestro deben conocer que el origen de los dolores de cabeza no es puramente psicológico, pero tienen una base relacionada con la estructura perturbada y las funciones químicas del cerebro.